War Thunder background
Los fragmentos navales de la historia : 2ª parte
¡Atención! Esta noticia fue publicada en la versión anterior del sitio web. Puede haber algunos problemas con la visualización de noticias en versiones específicas del navegador.

La historia de las batallas navales - Parte 1 - Parte 2 - Parte 3

Fragmentos navales de la historia - Parte 1 

El himno de la fuerza costera

Transcrito por John Moore
Pincha aquí para ver más.

«

Para la melodía de “Auld Lang Syne”:


Should coastal forces be forgot
And ever brought to mind
Those days at sea on M.T.B’s
The finest of their kind


On M.G.B.’s and M.L’s too
We guarded England's shores
And chased the E Boats out of sight
Until they were no more


The boats of wood and men of iron
The greatest crews afloat
The finest mates we’ve ever had
On the coastal forces boats


We will remember all the crews
Who never made it home
And shipmates that have crossed the bar
They will never walk alone


Del sitio web dedicado a Roderick Timms, capitán de torpedero


Ataque individual
Los cañoneros de 71 pies británicos. Por John Moore

La Royal Navy empezó la guerra con un pequeño número de patrulleras antisubmarinas de alta velocidad, fabricadas por la British Power Boats, pero después de la caída de Francia no había necesidad de tareas antisubmarinas costeras y las E-boats con base en los territorios ocupados suponían una amenaza mayor. Las patrulleras antisubmarinas fueron por lo tanto rediseñadas como cañoneras (MGB del inglés Motor Gun Boats) para combatir a las E-boats. El armamento era al principio el mayor problema; solo tres de las lanchas de la 6ª escuadrilla de MGBs a las órdenes del capitán de corbeta Robert Hichens, tenían un cañón de 20mm, las demás no tenían nada mayor que ametralladoras del .303, algunas montadas en torretas de avión Boulton & Paul (no diseñadas para uso naval, los pobres artilleros estaban encerrados en sus torretas con cinta impermeable para proteger el sistema eléctrico).


El armamento se mejoró lentamente, y Hichens pasó a la 8ª escuadrilla de MGBs con las nuevas, ligeramente mayores, lanchas de 71 pies con armas más pesadas: un cañón pom-pom de dos libras a proa y cañones gemelos de 20mm a popa, más adecuados para enfrentarse a las E-boats. Aunque no eran ideales contra objetivos mayores, Hichens presionó para que sus lanchas llevaran torpedos ligeros. Entretanto, tenían un arma más pesada de sus días como lanchas antisubmarinas: cargas de profundidad. Un ataque a un buque con cargas de profundidad era una apuesta arriesgada, que exigía que la cañonera pasara a unos pies de su objetivo a gran velocidad para escapar de la explosión, pero eso no disuadía a los valerosos capitanes de las cañoneras.


En octubre de 1942 cuatro cañoneras de la 8ª escuadrilla descubrieron cuatro traineras alemanes y ejecutaron el "ataque individual", una maniobra programada en la que tres de las cañoneras se enfrentaban a las traineras con cañones por un lado, atrayendo su atención para que la cuarta lanzara un ataque con carga de profundidad por el otro lado. George Duncan en la cañonera MGB 78 arrojó su carga de profundidad y hundió una de las traineras pero Duncan fue alcanzado y muerto por el fuego devuelto desde las traineras y el resto de su tripulación fue capturado después de ser obligados a abandonar la cañonera MGB 78 cuando embarrancó en un banco de arena. Las cañoneras empezaron a recibir torpedos en julio de 1943, aunque Hichens no sobrevivió para ver sus logros al morir en acción en abril.


Fuente:

“Gunboat Command: The Biography of Lieutenant Commander Robert Hichens”, Anthony Hichens​


Tigre, tigre, arde brillante
E-boats de las clases S-130, S-100. Por John Moore.

Los Aliados realizaron maniobras de desembarco de una fuerza de asalto en Slapton Sands en la bahía de Start y cerca de la bahía de Tor en Gran Bretaña, para preparar el desembarco de Normandía. Cuando las lanchas de desembarco de carros se dirigían lentamente hacia la playa, 9 Schnell Boots alemanas de la 5ª y 9ª escuadrillas con base en Cherburgo se lanzaron hacia su posición a 36 nudos, entrando en la bahía de Lyme al avistar a los buques aliados, se dispusieron en formación de ataque y entablaron combate con los indefensos transportes de desembarco de carros a las 2AM pero no antes de infligir pérdidas a los aliados de camino a los transportes más grandes se las arreglaron para destruir un "petrolero" y atacaron a un dragaminas con torpedos, uno de los cuales le impactó.


Al alcanzar a los transportes, que tenían 120 metros de eslora, los barcos de ataque alemanes causaron un caos y pánico generalizados, algunos de los transportes de desembarco de carros se dispararon entre sí, con el resultado final de 6 buques de desembarco hundidos o fuera de servicio, por una combinación de torpedos, fuego de cañón y fuego amigo. La acción preocupó a los diseñadores del día D aliado y el golpe a la moral habría sido tan grande que las pérdidas de la "operación tigre" no se computaron hasta el día D, cuando se añadieron al total de bajas de la invasión de Normandía.


Las Schnellboot de las clases S-130, y S-100, tenían una velocidad extraordinaria. Puestas en servicio en 1943, fueron parte de este, uno de los combates más relevantes de las lanchas S-boat en toda la guerra, el ataque al ejercicio tigre. Un convoy de buques de desembarco de vehículos y tropas de los EE.UU. hacia Slapton Sands, que sustituía a la playa de Utah, pero el convoy había sido descubierto por el reconocimiento de la Luftwaffe y una S-130 y otras ocho S-boats al mando del capitán de corbeta Bernd Klug fueron enviadas para atacarlo. Burlando la pantalla defensiva en la oscuridad de la noche, las S-boats localizaron el convoy y se acercaron para lanzar sus torpedos, hundiendo dos buques de desembarco y dañando otro, escapando con éxito en la confusión resultante. 639 soldados y marineros murieron, el cuádruple de las pérdidas en el ataque real en la playa de Utah en junio.


La S-130 sobrevivió a la guerra, retirándose al este a medida que avanzaban los Aliados, acosando objetivos costeros por el camino. Tras la rendición de Alemania fue una de las varias S-boats que entraron en servicio en la Royal Navy para pruebas y ensayos, después volvió a Alemania y sirvió en el "servicio británico de protección de las pesquerías del Báltico", una organización encubierta creada por el MI6 para reunir información sobre la flota soviética e introducir agentes en los Estados bálticos. La marina federal alemana se reformó en 1956, y en 1957 la S-130 rvolvió al servicio alemán como navío de entrenamiento de alta velocidad, retirándose finalmente en 1991 después de no menos de 48 años. Se utilizó como casa durante algún tiempo, adquiriéndola después Kevin Wheatcroft en 2009, y actualmente siendo restaurada a su estado original de 1943.


Fuente:
British Military Powerboat Team siteBBC News


Carros de fuego
Fairmile D por Mark Barber.

La noche del 28 de marzo de 1942 vio una de las incursiones de comandos más audaces de toda la segunda guerra mundial - la operación carro. El dique seco de St Nazaire en la costa occidental de Francia fue objetivo del cuartel general británico de operaciones combinadas, puesto que tenía la capacidad de proporcionar apoyo a cualquier buque de guerra alemán, incluso del colosal tamaño del tristemente célebre Tirpitz. El envejecido destructor HMS Campbeltown, repleto de comandos británicos y explosivos, realizó el cruce nocturno del canal de la Mancha con la intención de embestir las compuertas del muelle de St Nazaire que los explosivos a bordo destruirían después. Acompañando al destructor a sacrificar había varios navíos menores - uno de ellos era la cañonera 314, una cañonera de la clase Fairmile D.


La cañonera 314 haría las veces de nave capitana durante toda la incursión, pero fue inicialmente remolcada por uno de los destructores de la fuerza puesto que no tenía combustible para llegar a St. Nazaire y volver. A medida que la fuerza atacante se acercaba a su objetivo, la cañonera 314 se puso en cabeza al frente de la fuerza.  A medida que los navíos británicos se acercaban a las defensas alemanas poco después de la medianoche, una señal luminosa exigió su identificación. La cañonera 314 respondió pero la artimaña no funcionó mucho tiempo - en cuestión de minutos la fuerza estaba bajo el fuego de todas las armas disponibles en el puerto. La cañonera 314 mantuvo un torrente de fuego contra las posiciones costeras y los navíos alemanes mientras la fuerza británica se enfrentaba al puerto. El Campbeltown logró su misión y chocó con las compuertas del muelle mientras los comandos saltaban a tierra y entablaban un duro combate con los defensores alemanes. La cañonera 314 les acompañó y el comandante en jefe de los comandos británicos, el teniente coronel Newman, saltó a tierra para dirigir a sus hombres en la acción. Entretanto el oficial naval al mando, el capitán de fragata Ryder, también bajó a tierra para asegurarse de que el Campbeltown estaba pegado de forma segura en su lugar en las compuertas del muelle. Después volvió a la cañonera 314, que ya estaba recuperando a los marineros y comandos heridos mientras combatía a las posiciones de la artillería costera.


Siendo la incursión un éxito, la cañonera 314 fue uno de los navíos supervivientes que se retiraron bajo un fuego intenso - estaba tan gravemente dañada que más tarde se abrieron los grifos de fondo para que se hundiera.  Aproximadamente a mediodía, con unos 40 oficiales superiores alemanes a bordo para inspeccionar el buque enemigo abandonado, los explosivos a bordo del Campbeltown detonaron y destruyeron las vitales compuertas del muelle. El capitán de fragata Ryder fue uno de los hombres condecorado con la cruz Victoria por su participación en la incursión; otro fue el marinero de primera William Savage, uno de los artilleros de cubierta de la cañonera 314 que murieron en su puesto mientras suprimían con fuego preciso las posiciones artilleras alemanas durante la retirada. 


Fuente:

https://www.victoriacrossonline.co.uk/william-a-savage-vc/4588162380
https://www.operation-chariot.org/mgb314.html
https://www.historylearningsite.co.uk/world-war-two/war-in-the-atlantic/the-1942-raid-on-st-nazaire/
https://www.combinedops.com/St%20Nazaire.htm​


Rescate bajo el fuego

Las E boats habían estado ocupadas en la costa inglesa la noche del 10 de septiembre de 1942 y tres cañoneras de 70 pies bajo el mando del teniente de navío Horn; DSC, RN, habían interceptado uno de los grupos de E Boat s cuando se retiraban. Siguió una larga batalla cuando las cañoneras persiguieron a las E boats hacia el este a través del mar del Norte. 


Para entonces amanecía y los daños de la acción habían ralentizado las cañoneras de Horn, así que la refriega se había perdido. El pinto en el que estaban a punto de hacer contacto era evidentemente un lugar de encuentro para las E boats y dos grupos alemanes más se habían unido a sus camaradas. A la luz del día los barcos británicos avistaron al enemigo, calculando las posibilidades había nueve Schnellboots contra cuatro Fairmiles británicos. La batalla comenzó una vez más y una de las naves británicas fue alcanzada en el cuarto de máquinas, quedó inmovilizada y comenzó a arder. Dos barcos británicos más fueron alcanzados, aunque el enemigo también parecía haber sufrido grandes impactos. Un grupo adicional de E boats se había unido a la acción, pues unas 12 de ellas formaban un semicírculo alrededor de la cañonera inutilizada que todavía devolvía el fuego a los alemanes, el enemigo se mantuvo a unos 350 o 450 metros de distancia pero las bajas aumentaban. Fue entonces cuando uno de los barcos Aliados decidió hacer un intento de rescate. Bajo el fuego de doce E boats a no más de 450 metros de distancia a plena luz del día, el barco se aproximó a la inmovilizada cañonera y recogió a la mayoría de supervivientes - un par de tripulantes quedó atrapado por el fuego en el cuarto de radio. Thorpe, el comandante de la nave rescatadora, fue condecorado con la Orden al Servicio Distinguido por los intrépidos esfuerzos de su barco.

Gracias a: World War Two - The War at Sea

https://www.39-45war.com/mgb.html


21 de julio de 1943 - Escaramuza en el mar de Azov

Las cañoneras de la URSS Proyecto 1124 se utilizaron con éxito y gran efectividad en Crimea durante las últimas fases de la segunda guerra mundial contra las fuerzas navales de Alemania, Italia y Rumanía.


Los alemanes habían hecho una serie de incursiones fallidas en Primorsko Akhtari (mar de Azov): el bombardeo costero realizado por las cañoneras Marine Artillerie Leichter(MAL’s) causaron poco daño. El 21 de julio de 1943, los alemanes enviaron las cañoneras MAL-8 y MAL-11 con el dragaminas auxiliar R-166 para conseguir resultados. Los soviéticos sin embargo, estaban bien preparados, al principio el N179, un pequeño dragaminas, intentó retrasar al enemigo y utilizó con éxito toda la munición almacenada, sufriendo solo daños menores con un tripulante herido.


Finalmente los soviéticos contraatacaron utilizando un grupo de tres cañoneras de la clase 1124, acompañadas por dos patrulleras de la clase MO como barrera defensiva. Durante la batalla los soviéticos solo daños ligeros en las patrulleras mientras la BK-112, una cañonera 1124, acababa con sus cañones inutilizados. 


Los alemanes se retiraron una vez más mientras la R-166 sufría al menos dos impactos directos de los cañones de 76mm montados en la 1124, causando fuertes daños e incapacitando a 3 tripulantes. La MAL-11 también recibió daños ligeros, con dos heridos, dando la victoria a las fuerzas soviéticas. Durante todo el encuentro ambos bandos volvieron con daños en los cañones debido al uso excesivo, lo que deja a nuestra imaginación lo feroz que debió ser esta batalla.

 


El equipo de War Thunder

 
 
Leer más:
Su-27SM: ¡Flanqueador Feroz!
  • 28 mayo 2024
Reservar: Leopard 2A4M CAN
  • 28 mayo 2024
¡El USS Des Moines Regresa Temporalmente en su Aniversario!
  • 28 mayo 2024
Opción de Equipos de Menor Tamaño en Batallas Aéreas Realistas
  • 27 mayo 2024