War Thunder background
As del mes - Lider de escuadra Marinos Mitralexis
¡Atención! Esta noticia fue publicada en la versión anterior del sitio web. Puede haber algunos problemas con la visualización de noticias en versiones específicas del navegador.


Corría 1913 cuando Marinos Mitralexis nació en Mila Messinia en la región del Peloponeso, al sur de Grecia. Tras finalizar sus estudios se presentó voluntario para servir como piloto en la fuerza aérea helénica, una rama independiente en las fuerzas armadas del país desde 1930, fruto de la unión de la aviación procedente del ejército y la marina. Dada su formación, Mitralexis fue aceptado en la academia de la fuerza aérea griega en octubre del 35.

La formación de Mitralexis en la academia consto tanto de entrenamiento como piloto, así como oficial. Con unos métodos inspirados en el Colegio Cranwell de la RAF, Mitralexis empezó su entrenamiento de vuelo y despegó por vez primera en un Avro Tutor. La misma academia también formaba otros especialistas para las fuerzas aéreas: operadores de radio y artilleros. Por este motivo el polivalente Avro Perfect también estuvo en manos de Mitralexis durante su aprendizaje. Más adelante Mitralexis pasó a pilotar aparatos más potentes y modernos, como los entrenadores Breguet franceses. Tras alcanzar sus primeras 150 horas de vuelo, Mitralexis se graduó en la academia en agosto del 38, con el grado de oficial piloto, equivalente a teniente segundo.

¡Haz clic aquí para leer el resto del articulo!


Destinado al escuadrón No.22 con base en Salónica, el norte de Grecia, pilotando los ágiles PZL P.24 de fabricación Polaca. Grecia había importado 36 de estos aparatos, formando la espina dorsal de la fuerza de caza. Con sus 900 caballos propulsándolo hasta más allá de las 250mph, era un aparato de construcción enteramente metálica y un gran paso adelante respecto a los dóciles entrenadores que había volado hasta unos meses antes.

El 28 de octubre de 1940 el poderío militar de la Italia de Mussolini se abalanzó sobre la frontera albana para invadir Grecia. Vastamente superados en numero, tanto en tierra como en aire, la joven fuerza aérea contaba con menos de un centenar de aparatos listos para el combate con los que enfrentar al medio millar de efectivos de la Regia Aeronautica.



El dos de noviembre, no había pasado ni una semana desde el inicio de las hostilidades, una formación de quince bombarderos medios CANT Z.1007 escoltados por cazas Fiat CR.42 fue detectada por vigías griegos en dirección a Salónica. El escuadrón No.22 despegó para su intercepción con sus PZL P.24, dirigiéndose hacia el oeste y encarándose con los incursores. Los CR.42 se desviaron para combatir los cazas griegos, con todo Mitralexis y varios de sus compañeros se escabulleron a la escolta italiana y alcanzaron a los bombarderos. Con sus dos cañones de 20mm y dos ametralladoras, abrió fuego sobre uno de los Z.1007. Tras varias aproximaciones derribó uno de los tres bombarderos que derribarían los griegos. De todos modos el grueso de la formación hostil mantenía su curso y para cuando Mitralexis se disponía a derribar otro bombardero agotó la munición. En un acto de desesperación y valentía excepcional, Mitralexis se acercó al trimotor y embistió la sección de cola con el morro de su propio aparato, despedazando la deriva del italiano con su hélice.

Sentenciado, el bombardero italiano se desplomaba contra el suelo, durante la caída cuatro de sus cinco tripulantes lograron saltar en paracaídas. Forcejeando con los mandos de su maltrecho caza, Mitralexis poco a poco recuperó el control y logró planear sin motor hasta posarse en la campiña de los alrededores. Aterrizando, milagrosamente, con su aparato en un campo cercano a donde se encontraba la tripulación del bombardero italiano. Contra todo pronóstico, Mitralexis seguía en pie de guerra. Salió de su cabina y desenfundando su pistola, se dispuso a encontrar la tripulación italiana para retenerlos hasta que llegase ayuda desde las cercanías.



Convirtiéndose de la noche al día en una leyenda nacional por sus valientes hazañas, Mitralexis recibió la mayor condecoración griega: la Cruz al Valor. Resultando ser el único miembro de las fuerzas aéreas en recibir esta medalla durante la Segunda Guerra Mundial. Mitralexis siguió volando durante toda la campaña contra Italia, apoyando la contraofensiva durante aquel noviembre en que la suerte de la guerra había cambiado ya.

Sin embargo, pese a sus heroicas acciones y victorias contra las abrumadoras fuerzas italianas, con la llegada de fuerzas alemanas al frente italiano en abril del 41, Grecia estaba acabada. Atenas caía a finales de mes, con una última y pírrica victoria en Creta el mes de Mayo. Mitralexis, como tantos otros, subió a su caza y huyó al norte de África para seguir combatiendo a las fuerzas del Eje. Se integraron dos escuadrones griegos en la RAF británica, con novatos y veteranos de la campaña griega. El escuadrón No.335 de caza se creó en Palestina en octubre del 41 bajo las ordenes del comandante de escuadrón Xenophon Varvaressos, equipados con Hurricane Mk.I. A su vez un segundo escuadrón No.336 se formaba en el 43. Probablemente Mitralexis fue uno de los primeros miembros del escuadrón No.335, dada su participación en la campaña griega y posterior huida.



El escuadrón No.335 operó exitósamente durante la campaña de África, realizando ataques contra las fuerzas del Eje durante la segunda batalla de El-Alamein y el mismísimo cuartel general de la XX Cuerpo italiano en el día del segundo aniversario de la invasión italiana de Grecia. A finales del 43, ambos escuadrones 335 y 336, fueron renovados con Spitfires y para septiembre del año siguiente, habiendo cambiado las tornas, los dos escuadrones griegos participaron activamente en misiones sobre Italia, antes de regresar finalmente a Grecia en noviembre, para hostigar la retirada germana.

Pese a que los documentos relativos al servicio de Marinos Mitralexis a los mandos de los Hurricane y Spitfire con la RAF son escasos, es bien sabido que acabó la guerra con cinco derribos confirmados. De todos modos en su tierra natal siempre serían sus hazañas de aquel dos de noviembre de 1940 por las que se le recordaba.

El 19 de septiembre de 1948, en una salida de entrenamiento rutinario, el líder de escuadrón Mitralexis estaba a los mandos de un aparato de prácticas, Airspeed Oxford, cuando sufrió un fallo en el motor sobre el mar Egeo. Tristemente ninguno de los tres tripulantes sobrevivió al impacto en las cercanías de la isla de Tinos y pese a haber sobrevivido a toda una guerra, Marinos Mitralexis perdió su vida en un trágico accidente en tiempos de paz.


Sobre el Autor

     

Mark Barber, consejero histórico de War Thunder

Mark Barber, consejero histórico de War Thunder Mark Barber es piloto del brazo aéreo de la Royal Navy británica. Su primer libro fue publicado por Osprey Publishing en 2008; posteriormente ha escrito diversos títulos más para Osprey y también ha publicado artículos para diversas revistas, incluida la revista sobre aviación más importante del Reino Unido, 'FlyPast'. Sus áreas de interés principales son la aviación naval británica en la primera y segunda guerras mundiales y el mando de caza de la RAF en la segunda guerra mundial. Actualmente trabaja con Gaijin Entertainment como consejero histórico, ayudando a gestionar la sección histórica en los foros de War Thunder y dirigiendo la serie As del mes.


¿Quieres leer mas sobre los famosos ases de la SGII? ¡Encuentra otros Perfiles de Ases en nuestra pagina web!

El Equipo de War Thunder

Leer más:
¡Consigue el Churchill AVRE en el Evento Operación Overlord!
  • 30 mayo 2024
Trabajos técnicos previstos - 19.06.2024
  • 18 junio 2024
MPK Pr.11451: Dominación de Aguas Poco Profundas
  • 18 junio 2024
The Shooting Range #411
  • 16 junio 2024