War Thunder background
As del mes - Capitán Eric “Winkle” Brown
¡Atención! Esta noticia fue publicada en la versión anterior del sitio web. Puede haber algunos problemas con la visualización de noticias en versiones específicas del navegador.


Por bagaje durante su formación, Eric Melrose Brown estaba destinado a volar. Nació en Leith, cerca de Edinburgo, Escocia, en enero de 1919. Su padre era piloto y habia servido con los Royal Flying Corps durante la Gran Guerra, para posteriormente unirse a la recién formada Royal Air Force. De bien pequeño ya volaba en un biplano con su padre, sentado en su regazo. Con 17 años Brown viajó junto a su padre a Alemania para asistir a los Juegos Olímpicos de Berlin'36. Allí conoció al as de la Gran Guerra, Ernst Udet y a la piloto de pruebas Hanna Reitsch. Udet llevó a Brown con él en una serie de piruetas en el aire, tras aterrizar le confesó que tenía madera para ser piloto de caza, y que necesitaba aprender a volar y a hablar el alemán con soltura. Brown lograría ambas metas en los siguientes años.

Tras finalizar los estudios, tratándose de un alumno excelente y un deportista superior, Brown estudió lenguas modernas en la Universidad de Edinburgo. Allí mismo también empezó a aprender a volar, granduandose con la Reserva de Voluntarios de la RAF con unas 120 horas de vuelo en Gloster Gauntlet. Mediante el Ministerio de Asuntos Exteriores, regresó a Alemania en 1938, donde ejerció de profesor gracias a un programa de intercambio. En septiembre del año siguiente, nuevamente de visita en Alemania, dos miembros de las SS junto a un interprete lo sobresaltaron de buena mañana. Le informaron del estallido de la guerra entre sus dos países y se lo interrogaron durante dos días. Posteriormente recordaría sus conversaciones amenas con los guardias y las partidas de ajedrez que jugaron fuera de los interrogatorios.

¡Haz clic aqui para leer el articulo entero!


Tras ésto, regresó a Inglaterra a través de Suiza y se presentó al RAFVR para el servicio. Habia llegado a sus oídos que la RAF tenía suficientes pilotos pero que la Royal Navy no. Sin embargo, pese a su impresionante experiencia, tuvo que superar de nuevo y por completo, el entrenamiento de vuelo con la Royal Navy. Tras un mes de entrenamiento general de la marina en Gosport, Brown llevó a cabo su entrenamiento de vuelo inicial en un Miles Magister antes de progresar al entrenamiento avanzado. Fue durante durante su vuelo con un Hawker Hart que Brown presenció por primera vez la guerra: un Bf 100 salido de la nada derribó a un compañero de clase. Incluso antes de superar la formación y mientras volaba un Gloster Gladiator, Brown trató de atacar un par de He 111, aunque seria la artillería antiaérea quien los derribaría al hacer estallar, de un impacto directo, las bombas de uno de ellos.

Se graduó con el rango de subteniente, uniéndose temporalmente al 802 Naval Air Squadron antes de reubicarse al 801 NAS como piloto de substitución. Un golpe de suerte que seguramente le salvó la vida. Tomó parte en una ofensiva sobre Noruega, a los mandos de un Blackburn Skuas y fue enviado de vuelta al 802 NAS, que estaba recibiendo nuevos Grumman Martlet (la versión británica del Wildcat que recibían mediante el programa de préstamo y arriendo) en noviembre del 40. Anteriormente este escuadrón había perdido todos sus Sea Gladiator y personal al hundirse el HMS Glorious.


Brown era parte de un destacamento de seis aparatos que embarcaron como escolta del portaaviones HMS Audacity para la protección de los convoyes en ruta a Gibraltar. En su segunda misión Brown derribó su primer enemigo: un Fw 200 Condor en un ataque frontal. Poco después derribaría un segundo. Brown también participó en patrullas de búsqueda de U-boots, en las que atacó con sus ametralladoras a dos submarinos el 21 de diciembre. Aquella misma tarde el U-751 hundió al Audacity; 73 tripulantes perecieron, entre ellos dos miembros del 802 NAS. Brown pasó más de tres horas en el agua a bajas temperaturas y sufría de hipotermia cuando lo rescataron. Posteriormente le entregarían la Cruz al Servicio Distinguido por sus acciones contra los Condor.

Tras su mes de descanso, en que aprovechó para casarse, Brown fue uno de los pilotos que integró el reformando 802 NAS en marzo del 42, a los mandos de Sea Hurricane de RNAS Yeovilton. En mayo Brown fue enviado a Arbroath para llevar a cabo pruebas de apontaje para evaluar la viabilidad del Sea Hurricane para ser operado desde las pequeñas islas de los portaaviones de escolta. Brown se convertiría brevemente en piloto del 897 NAS antes de regresar a su labor con las pruebas de aterrizaje, esta vez con el Supermarine Seafire. Bien encaminado en el mundo de los vuelos de pruebas, Brown acabó volando una gran variedad de aparatos, incluidos Swordfish, Walrus, Oxford, Avenger, Barracuda, Firefly y Firebrand. También participó en la prueba del despegue asistido por cohetes.



En abril del 43 pasó a formar parte de los escuadrones 411 y 416 de la RCAF, del comandante de ala “Johnnie” Johnson del Ala No.144, para la instrucción en el apontaje. Con ellos voló sobre la Europa ocupada con sus Spitfire. A finales del año Brown pasó del vuelo de pruebas al vuelo experimental, pilotando inicialmente el Short Stirling en Boscombe Down antes de que se le pidiese investigar si era posible operar los De Havilland Mosquito desde la isla de un portaaviones. Y lo consiguió, tratándose del primer piloto en aterrizar un bimotor en un portaaviones. Asimismo al probar nuevos aparatos, también le encomendaron la evaluación de aparatos enemigos capturados. El primero de ellos un Fw 190. Su unidad también llevo a cabo importantes estudios acerca de la compresibilidad a altas velocidades.

Brown fue uno de los primeros pilotos navales en volar reactores y también un helicóptero. En marzo del 44 se le honró como Miembro de la Orden del imperio Británico. En abril del año siguiente se convertía en el primer piloto del mundo en despegar y aterrizar de un portaaviones con un aparato de tren de aterrizaje triciclo, un P-39 modificado. Los últimos días de la Segunda Guerra Mundial vieron a Brown enfrascado en el estudio de aparatos alemanes e italianos capturados. Fue el único piloto aliado en volar los Me 262, Me 163, Ar 234 y He 162. Estuvo a los mandos de más de medio centenar de aparatos del Eje y con ello escribiría el notable libro que compara los aparatos de la Segunda Guerra Mundial: “Duelos en el Cielo”. Sus estancias antes de la guerra en Alemania, alemán fluido y experiencia militar también lo llevaron a involucrarse en interrogatorios a los diseñadores aeronáuticos alemanes, pilotos y oficiales de alta graduación en los procesos de Núremberg.


Tras la guerra Brown formó parte tanto de los inicios de la aviación a reacción, así como de los helicópteros. En diciembre del 45 llevó a cabo el primer apontaje de un caza a reacción, un De Havilland Sea Venom, sobre el portaaviones HMS Ocean. Ascendido a teniente comandante en el 51, se mantuvo como piloto de pruebas con la marina norteamericana, junto con los cuales vería la implantación del despegue asistido por catapulta impulsada por vapor. También trabajo en Alemania a finales de los cincuenta, ayudando a la integración del país dentro de la OTAN. Tras trabajar como director adjunto de la marina de guerra y como ayudante de campo para la reina Elizabeth II, Brown se retiró de la Royal Navy en 1970 con el rango de capitán.

El capitán Eric Brown ostenta múltiples records mundiales en aviación: la mayor cantidad de aparatos volados (487), 2407 apontajes y 2721 despegues desde portaaviones. En sus últimos años redacto varios libros sobre aviación militar y participó activamente en su difusión. Muy respetado a nivel internacional, recibió honores como aviador en múltiples países, como Estados Unidos y Rusia. Con don de gentes a lo largo de toda su vida, “Winkle” Brown (diminutivo de Periwinkle, un pequeño caracol marino, por su pequeña estatura) murió el pasado 21 de febrero. Mark y Joe del equipo de redactores de War Thunder fueron afortunados y pudieron contactar con él tiempo atrás. Aún y tratándose de una gran leyenda, siempre tuvo tiempo para hablar con los amantes de la aviación de tú a tú. Se le recuerda como uno de los mayores aviadores de la historia del vuelo de pruebas.


About The Author

     

Mark Barber, consejero histórico de War Thunder

Mark Barber es piloto del brazo aéreo de la Royal Navy británica. Su primer libro fue publicado por Osprey Publishing en 2008; posteriormente ha escrito diversos títulos más para Osprey y también ha publicado artículos para diversas revistas, incluida la revista sobre aviación más importante del Reino Unido, 'FlyPast'. Sus áreas de interés principales son la aviación naval británica en la primera y segunda guerras mundiales y el mando de caza de la RAF en la segunda guerra mundial. Actualmente trabaja con Gaijin Entertainment como consejero histórico, ayudando a gestionar la sección histórica en los foros de War Thunder y dirigiendo la serie As del mes.


El Equipo De War Thunder

Leer más:
¡Gana el Jaguar IS en el Evento Espada de la Justicia!
  • 15 febrero 2024
¡Mira la Thunder CUP 2024 y recibe premios únicos de Twitch drops!
  • 13 febrero 2024
Dassault Etendard: Al Servicio de la República
  • 28 febrero 2024
Buccaneer S.2B: Pirata del Cielo Espadachín
  • 28 febrero 2024