War Thunder background
As del mes - febrero - El alférez de navío Hiroyoshi Nishizawa
¡Atención! Esta noticia fue publicada en la versión anterior del sitio web. Puede haber algunos problemas con la visualización de noticias en versiones específicas del navegador.

Hiroyoshi Nishizawas (el demonio de Rabaul) A6M2 mod 22 del 251er Kōkūtai, Islas Salomón, 1943
Camuflaje creado por nico_nico_ni | Descárgalo aquí


El 26 de octubre de 1944 un par de F6F Hellcat de la marina de EE.UU., cazas del VF-14, estaban de patrulla sobre la isla Mindoro en Filipinas, cuando el alférez de navío Harold P Newell, uno de los pilotos estadounidenses, vió un avión bimotor salir de una delgada capa de estratos sobre él. Acercándose al avión, lo identificó como un bombardero japonés y abrió fuego. Después de varias ráfagas cortas, incendió el motor izquierdo y la raíz del ala y el bombardero cayó al mar deshaciéndose en pedazos llameantes en su estela. Newell fue acreditado con un Ki-49 destruido, pero no sería hasta 1982 que diversas fuentes se amalgamaran para revelar el resultado más que probable de este hecho. Lo más probable es que Newell derribara un avión de transporte que llevaba pilotos de caza navales japoneses a  Mabalacat, Filipinas, a recoger un grupo de reemplazo de cazas Zero. Uno de los pasajeros que pereció en el avión de transporte fue Hiroyoshi Nishizawa (西澤 広義), uno de los mayores ases japoneses de todos los tiempos.

Nacido el 27 de enero de 1920, en la región montañosa de la prefectura de Nagano en Honshu central, Japón, Hiroyoshi Nishizawa era el quinto hijo del administrador de una destilería de sake. Creció como un joven alto y delgado cuya constitución se pondría a prueba en algunos de los teatros en los que lucharía más tarde. Tras graduarse en el colegio Nishizawa trabajó brevemente en el fresado de roscas antes d solicitar alistarse en las filas de la marina imperial japonesa como piloto, tras inspirarse en un cartel de reclutamiento. Alistado en junio de 1936, Nishizawa completó su entrenamiento básico antes de realizar satisfactoriamente su entrenamiento de vuelo, graduándose como piloto en marzo de 1939. Los siguientes dos años y medio vieron al joven Nishizawa ganar una valiosa experiencia en varios grupos aéreos antes de ser ascendido a sargento.



Cuando estalló la guerra con los Aliados en diciembre de 1941, Nishizawa estaba destinado en las islas Marshall, volando los cazas Mitsubishi A5M Type 96 ‘Claude’ con el grupo aéreo Chitose. En febrero de 1942 fue desplegado a Rabaul, y todavía volando el casi arcaico Claude, reclamó su primera victoria aérea – uno de un par de PBY Catalinas australianos atacados por Nishizawa y siete de sus compañeros de escuadrón. A su debido tiempo empezaron a llegar aviones de reemplazo y Nishizawa ahora se encontró a los mandos del legendario Mitsubishi A6M caza Zero-sen ‘Zeke’.

En abril el poder aéreo naval japonés en la zona se reorganizó y la unidad de Nishizawa se incorporó al Tainan Ku (distrito de Tainan, Taiwan). Aunque un poco solitario  y en ocasones visto como distante e indiferente, Nishizawa se hizo amigo de sus nuevos compañeros de escuadrón Saburō Sakai (坂井 三郎) y Toshido Ōta (太田 敏夫). Juntos, los tres serían conocidos como el ‘trío de la limpieza’ debido a  su increíble habilidad cuando llegaron para limpiar los cielos de aviones enemigos. Sin embargo, Nishizawa a menudo se encontraba enfermo mientras estuvo destinado en Lae, Papua Nueva Guinea, aunque su pasión por las artes marciales alivió de algún modo sus molestias en tierra.



El 1 de mayo Nishizawa derribó un P-39 sobre Port Moresby, Australia; al día siguiente añadiría dos P-40 al marcador de su unidad. Deslumbrando a sus camaradas en el aire con increíbles muestras de bravatas aéreas en los combates, junto a su adusto exterior y con frecuencia severo comportamiento, le valió el apodo de ‘el diablo’ (ラバウルの魔王). Sakai contaría más tarde la historia de una noche de mayo cuando el trío de la limpieza estaban escuchando un canal de radio australiano, oyeron la pieza orquestal francesa ‘Danse Macabre’ – Nishizawa sugirió que el trío realizara su propia danza de la muerte al día siguiente sobre Port Moresby. Durante el vuelo del día siguiente, los tres pilotos de Zero se separaron de su escuadrón y realizaron una formación en delta antes de llevar a cabo una secuencia de perfectas acrobacias sobre el aeródromo enemigo de Port Moresby. Su oficial al mando no estaba muy impresionado cuando un avión aliado lanzó una nota de enhorabuena en su aeródromo más adelante.

Tras una serie de victorias contra aviones del ejército estadounidense, el 7 de agosto vió el primer encuentro de Nishizawa con cazas con base en portaaviones de la marina de EE.UU.. Reclamó seis F4F Wildcats del VF-5. Al día siguiente Nishizawa montó en cólera cuando Sakai desapareció al llevar a cabo un ataque contra una formación de bombarderos torpederos estadounidenses. Gravemente herido, Sakai se las arregló para abrirse camino hasta casa con su averiado caza y realizar un aterrizaje de emergencia; Nishizawa insistió en conducir personalmente a su amigo al hospital. El trío de limpieza quedó roto para siempre el 21 de octubre cuando Toshido Ōta murió en acción frente a Wildcats del cuerpo de marines de EE.UU. del VMF-212. En noviembre, habiendo sobrevivido a 10 meses de casi constante lucha y malaria, Nishizawa fue relevado de su  destino, junto a sus compañeros de escuadrón supervivientes, volviendo a Japón – su récord personal y compartido de victorias era de 55.



Destinado ahora en la base aérea de Toyohashi en Japón, los nuevos deberes de Nishizawa consistían en entrenar a nuevos pilotos. Esto no era algo que el disfrutara o en lo que se distinguiera. Un solitario natural que se frustraba con facilidad y se enfadaba cuando los estudiantes no podían alcanzar sus altos estándares, se quejaba amargamente de su nuevo papel a su amigo Sakai al visitarlo en el hospital. Sin embargo, en mayo de 1943 Nishizawa volvió a las operaciones en primera línea a los mandos de un A6M3 en Rabaul, derribando un P-40 y un P-38 el 14. Rápidamente en forma de nuevo y practicando sus letales habilidades en batallas casi diarias, fue condecorado con una espada ceremonial del Almirante Kusaka, comandante de la 11ª flota áerea.

Por desgracia para Nishizawa, fue relevado de nuevo de las operaciones en primera línea en octubre y volvió a instruir pilotos en Japón, siendo ascendido a subteniente poco después de su regreso. Aparte de unas pocas oportunidades de combatir bombarderos de EE.UU., Nishizawa continuó entrenado pilotos, a pesar de su moral debilitada y los informes negativos en gran medida sobre su rendimiento como instructor. En octubre de 1944, 29 cazas del 201er y 304º Ku fueron enviados a Luzon en las Filipinas; Nishizawa estaba entre ellos. El 25 de octubre Nishizawa dirigió la escolta de cuatro aviones de la primera misión kamikaze de la marina imperial japonesa. Derribaron dos F6F Hellcats de la marina de EE.UU., elevando la cuenta total de Nishizawa a 87 victorias según algunas fuentes, y permitiendo que cuatro de los cinco aviones kamikaze alcanzaran y hundieran el portaaviones de escolta de la marina de EE.UU. (CVE-63) USS St. Lo en el golfo de Leyte.



Después de aterrizar Nishizawa informó del éxito de la misión a su oficial en jefe, pero añadió que estaba convencido de que no viviría más de unos pocos días más y solicitó permiso para volar en la siguiente misión kamikaze. Esto se le denegó. A la mañana siguiente embarcó en un avión de transporte con varios pilotos para volar a Mabalacat a recoger una partida de aviones de reemplazo. El avión de transporte desapareció sin dejar rastro, llevándose a Nishizawa consigo.

Hiroyoshi Nishizawa fue uno de los mejores pilotos de caza de Japón, un hombre de una capacidad casi innata sin par para volar. Mientras que su conjunto de habilidades no le dejaba instruir a los pilotos más jóvenes, era casi imparable en el aire a los mandos de un Zero. Fue ascendido de manera póstuma al grado de alférez de navío y recibió como alto honor póstumo el nombre budista 『武海院廣範義航居士』(Bukai-in Kohan Giko Koji). Como muchos ases de la segunda guerra mundial, el debate continúa sobre el número final de victorias, aunque la mayoría de fuentes le acreditan con 86 aviones enemigos destruidos.


Sobre el autor

     

Mark Barber, consejero histórico de War Thunder

Mark Barber es piloto del brazo aéreo de la Royal Navy británica. Su primer libro fue publicado por Osprey Publishing en 2008; posteriormente ha escrito diversos títulos más para Osprey y también ha publicado artículos para diversas revistas, incluida la revista sobre aviación más importante del Reino Unido, 'FlyPast'. Sus áreas de interés principales son la aviación naval británica en la primera y segunda guerras mundiales y el mando de caza de la RAF en la segunda guerra mundial. Actualmente trabaja con Gaijin Entertainment como consejero histórico, ayudando a gestionar la sección histórica en los foros de War Thunder y dirigiendo la serie As del mes.

 

¿Quieres saber más sobre los ases famosos de la segunda guerra mundial?, ¡encuentra otros perfiles de ases en nuestra página web!

 
 
 
Leer más:
¡La Caja de Herramientas!
  • 8 abril 2024
Mad Thunder: ¡Furia y Botín!
  • 1 abril 2024
Thunder Show: HOT TATO
  • 19 abril 2024
Vehículos del Pase de Batalla: Kungstiger
  • 19 abril 2024